(56 9) 85617549 - (56 2) 25517339

El mal aliento es una problemática muy incómoda, lamentablemente, muchas veces la persona que lo padece no se da cuenta de ello y sus amigos y familiares no se atreven a comentarlo. El 85% de la causa de este problema se encuentra ubicada en la cavidad oral. El 15% obedece a otras causas. La forma de prevenir esta desagradable situación es consultar a su odontólogo, realizar una correcta higiene oral después de cada comida y usar el hilo dental, pues el alimento que queda entre los dientes se descompone y general mal olor que acentúa la halitosis o mal aliento. La lengua es la responsable de gran parte de la halitosis de origen bucal, pues en su superficie se desarrollan bacterias que generan el mal olor por lo tanto es fundamental cepillarla al igual que los dientes. Los enjuagatorios o colutorios pueden ayudar a controlar las bacterias que producen los gases que generan el mal aliento pero no sirven si no se toman las medidas de higiene necesarias. Cuando el odontólogo determina que no existen causas en la cavidad oral se puede tratar de una infección en cualquier otra parte del cuerpo por lo cual usted debe consultar un medico por que puede tratarse de infecciones del tracto respiratorio, sinusitis, bronquitis crónica, diabetes, o problemas del hígado y los riñones.

Fosas nasales con infección

¿Se ha quejado alguno de sus hijos de un dolor de garganta o congestión nasal últimamente? Podría ser una infección sinusal. Problemas sinusales causan que el líquido se recoja en la fosas nasales y la garganta, haciendo que la garganta de su hijo sea el lugar perfecto para alojar bacterias. ¿El resultado? Aliento desagradable que no puede curarse solamente con el cepillado y el enjuague bucal. Si usted sospecha una infección sinusal (dolor de garganta, ardor nasal y goteo nasal), consulte a su medico.

Objetos extraños

Puede que no sea su primer pensamiento, pero el mal aliento de su hijo podría ser el resultado de algo atorado en sus fosas nasales. Los niños son curiosos, y sus fosas nasales son apenas el tamaño correcto para la inserción de objetos pequeños como granos, frijoles, accesorios de juguetes y alimentos. Los pediatras explican que cuando un objeto permanece alojado en los conductos nasales de un niño, se puede crear un olor desagradable. Si sospecha que esto es lo que está causando el mal aliento de su hijo, usted necesitará la ayuda de un médico para revisar las fosas nasales del niño y retirar el objeto.

Inflamación de las amígdalas

Las amígdalas sanas deben ser rosadas y libres de manchas, pero las infectadas son de color rojo, inflamadas, pueden tener manchas blancas y con un olor terrible. Las bacterias se pueden acumular en las amígdalas y generar una infección, la cual puede causar mal aliento. Si las amígdalas de su hijo se ven inflamadas o rojas, el pediatra debe examinarlo.

Falta de saliva

El mal aliento puede ser causado por la falta de líquidos. Si la boca no recibe suficiente agua, se produce menos saliva para eliminar las bacterias causantes del mal olor. No parece gran cosa, pero la falta de saliva también también favorece la formación de caries.

Caries y enfermedad de las encías

Incluso los mejores hábitos de cepillado e higiene bucal no son suficientes para deshacerse de un olor que puede venir de caries y otras infecciones bucales. Bien sea una caries, una enfermedad de las encías o incluso unas lesión en la boca, las infecciones de la boca pueden secretar un mal olor.

Entradas recientes

Categorías